30.11.08

La Dolorosa y la iconografía de la Iglesia

El otro día Morán nos mandaba un mail a Buda y a mí en el que nos planteaba una reflexión, y previa consulta le pedí que me dejara ponerla en el blog, dado que me parece un tema fascinante oiga. Así que sin más preámbulos os la presento para que, si lo estimáis conveniente, opinéis sobre el tema:

"Esta mañana vi una mención a un convento llamado "Esclavas de la Virgen Dolorosa". Y, ¡ojo! "dolorosa" que no "sufrida" o "doliente". Dice el diccionario de la RAE en su primera acepción para "doloroso": " Que CAUSA o implica dolor físico o moral". A mí, la verdad, es que para ser un orfanato la imagen me resulta muy violenta.

Y es que, apartando a un lado las reflexiones metafísicas sobre la existencia real de algún tipo de ser divino, desde el punto de vista estrictamente moral, es curioso plantearse qué modelo de sociedad implica una religión cuyo principal símbolo religioso es un hombre clavado en una cruz, y cuyas principales representaciones son de muerte y sacrificio.

Porque, también reflexionaba hace tiempo sobre la influencia que la iconografía tiene sobre una cultura: ultimamente, como ya sabéis de sobra, porque soy un pesado con el tema :D centro mis lecturas en la cultura clásica, y me resulta muy interesante la forma en la que ya gente como Octavio Augusto modificó la iconografía religiosa y política con el fin de modificar culturalmente la sociedad hacia una determinada dirección. Así, una vez sofocada la guerra civil, muerto Marco Antonio, Octavio mandó fundir todas las estatuas que le representaban en actos de guerra o victoria y donó la plata obtenida a los templos, y mandó construir imágenes y estatuas del emperador pacífico, legislador, constructor, fiel de los dioses, etc. todo ello con el fin de promover un cambio de la cultura de la sociedad hacia una más estable.

Desde este punto de vista, ¿qué tipo de sociedad sugiere una iconografía como la cristiana? Evidentemente, no conozco toda la iconografía cristiana, y menos aun la iconografía popular actual, ya que lo que más salta a la vista siempre son las imágenes de las catedrales con muchos siglos de antigüedad, y creo que la mayor parte de la iconografía morbosa datará del barroco en adelante (que extremo más interesante para que lo comente el artista), pero creo que muchas partes del cristianismo se han quedado con esa carga (o fama) de "cultura de la muerte".Creo que de este tema de la influencia iconográfica en la sociedad ya hablé con Fausto, pero es que me parece fascinante, y creo que os puede interesar. ¿Qué opinión tenéis del tema? ¿Os deja indiferentes? Un saludo, Morán"

A mí sí me parece un tema interesante, si bien a la vez resulta muy clásico y es un tema de estudio habitual en facultades de arte y de historia. Así que de momento aquí lo dejo planteado, y me dedicaré a contestar con calma, ala, al lío!

4 comentarios:

faustoArt dijo...

A mí como he dicho me parece un tema fascinante en general, e iré por partes.

Primero, con respecto a la virgen dolorida (:D) El término Dolorosa es una versión popular del nombre original que es el de Virgen de los Dolores, lo que explica el nombre. Dado que no es el tema que planteas, pero resulta interesante, os insto a echar un vistazo a esto aunque solo sea por curiosidad.

Una vez explicada la anécdota, seguimos.

Segundo, creo que es muy importante matizar que estás hablando de la iglesia católica apostólica romana, y por lo tanto es importante especificar si vamos a centrar el debate en torno a la misma, o lo vamos a abrir a otras religiones, ya que las hay de todos los tipos y colores, algunas con iconografías mucho más amigables (léase el spaguetti volador ese) y otras mucho más duras (todos habéis oido hablar del dios de la sangre :D)

Tercero, lo que comentas de Octavio es sin duda fascinante, dado que la manipulación de la cultura a través de los símbolos visuales es algo que afecta a todos los "poderes". Desde el ejército a los partidos políticos. Un ejemplo de libro es el de la alemania nazi, con la esbástica, colores, etc, y que explicaré con más atención en otro momento. Bajo mi punto de vista tú sugerencia de que una sociedad puede cambiar dependiendo de la simbología de quienes los lideran, es estrictamente correcta. De hecho el ejemplo que pones es muy bueno, dado que Octavio cambió el "espíritu" de Roma prácticamente por completo, y si bien el lavado de cara fue solo una parte, también influyó, sin duda.

Cuarto, con respecto al último párrafo, creo que es muy importante matizar muchas cosas que tú ya dejas entrever. Como bien dices la "estética" de la iglesia no siempre ha sido la misma a lo largo de sus 2000 años de historia, de hecho ha evolucionado muchísimo, y se ha dividido en muchas ramas y de muchas formas.
Si nos centramos solo en la iglesia cristiana, yo diría que es como tú dices en el barroco donde comienzan a aparecer esas representaciones tan "dolorosas". Pero hay que matizar muchísimo. Porque por cada cuadro barroco de un martir (tema por cierto que se puso muy de moda entre los tenebristas, de ahí su asiduidad icónica) tenemos veinte de una virgen feliz con su hijo en brazos. De hecho, como te comenté, las catedrales son oscuras porque están sucias, y si no os remito a ver catedrales como la de Burgos, o la de León, que está quedando literalmente blanca, ahora que la están limpiando.
Así que yo planteo la pregunta desde otro punto de vista. No será más bien que las imágenes más duras son más impactantes y por lo tanto más fáciles de recordar? Porque insisto que el arte que exhalta la gloria de Dios abunda muchísimo más que el arte que habla de las penurias del infierno.

Sin embargo debo decir que bajo mí punto de vista, la iglesia posee el conocimiento de las imágenes, y sabe utilizarlo para crear miedo y con ello captar la atención de los fieles, la historia está ahí y es incontestable. No es casual que los curas vayan vestidos de negro, o que el ritual de la liturgia se haga en copas doradas enormes. La teatralidad y la distracción son armas poderosas en lo visual. Existe un amplio debate entre los religiosos que tratan sobre la imagen de la igesia, y existen numerosas películas, libros, documentales, etc. que tratan sobre lo mismo. Si Jesucristo decía "partid un leño y allí estaré yo", para qué son necesarias tantas catedrales? Como digo es un debate muy largo, y extremadamente complicado, al menos bajo mi punto de vista.

Como digo me parece un tema muy interesante, y cuando empiezas a tirar de la madeja sale de todo, así que bueno, de momento ahí están mis primeras reflexiones, ¡a ver cómo sigue todo esto!

faustoArt dijo...

Qué cosas, y yo que pensaba que era un tema interesante.
¡Qué fracaso tan estrepitoso!

aidearte dijo...

EN realidad si lo es. Creo que se entremezclan tantas cosas en la iconografia de la religión cristiana, y en las demás... he de recordaros incluso reformas y contrareformas, cisis iconoclastas.... un mundo vamos. Yo sinceramente pienso que las tan sanguinolientas imágenes quedan más en la retina por morbo, por ejemplo vayamonos sin más a hace 50 años... en los pueblos no habia luz, otros 50 años mas y estabamos en guerra... lo que quiero decir es que el público que iba a orar ni siuiera entendia misas en latín, y lo que veian es lo que entendian, y cómo manejar a una masa.... a señores!! he ahí la cuestión, atemorizando, suele ser lo más normal... es similar a las campañas de tráfico, salvando diferencias.
El arte como tal, el bonito digamos era para un público un tanto mas esquisito... No obstante como os comentaba y bien decís vosotros es tan tan complicado...

faustoArt dijo...

Pues no se si será o no un fracaso, pero es obvio que no es especialmente atractivo pues nadie cuenta nada sobre el tema, así que sin más, una conversación interesante para otra ocasión supongo!

Blog personal de Diseño Gráfico y Arte