24.6.07

Manhunt 2:La polémica está servida

Este es un video de un videojuego que se llama Manhunt, desarrollado por Rockstar y distribuido por Take Two. La segunda parte de este juego ha terminado de ser desarrollada recientemente, y ha saltado la noticia cuando los organismos reguladores de Inglaterra han dicho que en su país el juego no puede ser distribuido. Irlanda ha tomado la misma medida, e Italia. En España ocurre lo mismo, al menos hasta que la situación en Inglaterra se aclare, y en Estados Unidos ha sido calificado como “Adults Only”, que es la misma calificación que se llevan las películas pornográficas, ante lo cual tanto Sony como Nintendo han dicho que ese juego no puede ser publicado en sus respectivos sistemas.
El videojuego tiene el siguiente argumento. Eres un condenado a muerte al que administran la inyección letal. Pero en lugar de morir, te despiertas de nuevo, y una voz te informa de que eres el protagonista de su próxima película, una nueva “blockbuster” del cine “snuff”…
El desarrollo del juego consiste en avanzar y matar, siendo la forma de hacerlo la verdadera protagonista del juego. Un festival gore en un ambiente claustrofóbico, que desató las iras de todos los comités antiviolencia en los videojuegos.
La segunda parte elimina el tema del “snuff”. Eres el sujeto de un experimento de armamento. Te encierran en una prisión, y tienes que fugarte de ella. Por supuesto llena de locos que quieren matarte y todo eso. El concepto de juego es el mismo. Matar, matar y matar, y ver lo original que eres haciéndolo. Tanta violencia y gore se sustentan sobre un ambiente claustrofóbico y enfermizo, que consigue transmitir una sensación de miedo constante.
Desde Rockstar explican que el juego es una apuesta muy creativa y original, y que piensan que el argumento y desarrollo del juego están justificados para conseguir esas sensaciones tan intensas. Lo que nos encontramos los consumidores, es un juego extremadamente violento, que no parece tener más justificación que el puro sensacionalismo como argumento de venta.
Mi duda es, ¿realmente este videojuego debe, como afirma Rockstar, ser considerado una obra de arte enfocada a un público adulto, y por lo tanto ser editada y publicada como ocurre con las películas gore, o debe ser censurado por superar los límites de la decencia? ¿Dónde están esos límites, en caso de haberlos? ¿Se trata de una medida de control, o de represión? ¿Estamos pagando unos usuarios adultos por la conducta negligente de las tiendas y de los padres, que son quienes deberían ejercer el control de los contenidos a los que pueden acceder los menores de edad?
¡Espero vuestros comentarios! A mí me parece un tema de lo más interesante. Y os recuerdo que este es un blog de arte, así que sería interesante tener en cuenta la perspectiva de si estamos ante una obra de arte, un producto derivado del arte, o un simple acontecimiento social. ¡A ver qué me contáis, saludos a todos!

7 comentarios:

Reytomberi dijo...

Creo que, en primer lugar, lo que deberíamos hacer es distinguir dos partes de la discusión bien diferenciadas, e igual de interesantes:

- La posible inmoralidad de Rockstar al utilizar una temática de ese estilo, y su posible justificación artística.

- La censura, y en qué ocasiones está justificada.

Respecto al primer punto, mi opinión personal es que es simplemente una maniobra publicitaria: cuanta más sangre más juegos vendidos. Siempre es más fácil destacar provocando polémica que haciendo cosas de calidad... Y creo que deberíamos hacer una metareflexión sobre nuestras reflexiones al considerar esta clase de videojuegos. Para defender este tipo de juegos, todos hablamos de "las sensaciones que te hace experimentar...", "el ambiente agobiante y claustrofóbico...", "ponerte en la piel de un psicópata..." y un sinfín de expresiones que hacen que el juego parezca la ostia de serio. Luego observas a un especimen extraido al azar del público objetivo y escuchas frases como "Jajaja! Viste como le explotó la cabeza! Que tocho! Voy a intentarlo otra vez". Una frase evidentemente elaborada a partir de un profundo autoanálisis emocional.Vamos, que, dado que creo que el único interés de Rockstar al escoger la temática del videojuego es levantar morbo para vender más y que el público objetivo no espera tampoco aprender o sentir nada, sino consumir violencia gratuita, yo no consideraría esto en absoluto una obra de arte (por lo menos buena). De hecho, lo metería más en el saco de "Hostel" que en el de las películas Gore (que yo creo que ahora solo se consumen como comedias de serie B). Moralmente deplorable, y artísticamente nulo.


Respecto al tema de la censura, como siempre suele pasar, el principal efecto secundario es la enorme publicidad que tendrá el juego. Todos sabemos que al final, quien lo quiera jugar lo jugará, porque no faltará quien se lo baje de la Edición Kazajo, lo craquee y lo subtitule. Mi opinión personal es que en este tipo de situaciones, la "censura escandalosa" (o sea, cualquiera que se salga del típico PEGI) únicamente agrava el problema, y deberían ser los padres (no creo que las tiendas pinchen ni corten en esto) quienes controlasen el acceso de sus hijos a ese material. Lo malo es que esto último es utópico. Cualquier niño con acceso a Internet solo tiene que teclear "snuff" en google para hartarse de imágenes ultraviolentas, y es imposible que los padres (que suelen tener conocimientos en informática inferiores a sus hijos) lo controlen. La solución pasa por la educación de los niños, para que sepan distinguir el bien y el mal, como hicieron toda la puta vida. Por otra parte, cuando los niños son demasiado pequeños para hacer esas distinciones, lo normal es que necesiten de los adultos para acceder a cosas como películas y videojuegos, con lo que todo ese material debería estar pasando por manos de sus padres...

Por otra parte, el problema de la violencia no está solo en los videojuegos, sino en la tele, el cine, Internet... ¿Sería justificable censurar todos esos medios porque dan acceso a ese tipo de contenidos? Si la respuesta fuese sí, siempre surgiría el típico conflicto de dónde poner los límites: ¿en DragonBall? ¿en Tarantino? ¿en Pokemon?

faustoArt dijo...

Hombre, es un comentario de Morán! Y muy largo! bien bien, será leido con calma, destripado, y convenientemente analizado. Pero ahora no, que tengo que ir a hacer compras!

Piedras dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con Morán en lo que a sus dos puntos de opinión de refiere.

En cuanto a la moralidad de la empresa creadora del videojuego, no cabe duda de que emplea el morbo puro y duro del inmenso realismo que ahora se consigue con los videojuegos para conseguir mercado. Si fuera cierto que lo que importa es meterse en la mente del psicópata, basta entonces el ambiente claustrofíbico, una banda sonora adecuada, etc, para meterse en dicha mente, y en lo que se refiere al gore, dejarlo como las muertes del Doom. Al fin y al cabo, lo que "queremos" es actuar como un psicópata, y no producir masacres ultrarrealistas. Que es lo que hace el videojuego.

En cuanto a la censura, lo malo de ésta no es que haya o no haya censura, sino el límite de qué se considera censurable o no. Siendo totalmente extremistas, si no hubiera ninguna censura no habría leyes, porque la función de éstas es limitar nuestras libertades para que no limiten las de tio de al lado. La censura es necesaria para la convivencia humana.
Per oel hecho es que, en un pais donde hubo una dictadura como en España, cuando hablamos de censura se nos va la mente hacia el otro extremo, el de la ausencia total de libertades. Lo importante es definir cual es el limite de lo que se considera "buena" censura.
Ysi se impusiera este limite, habria cualquiera que retorceria este limite para intentar mostrar más de lo permitido, por lo que este limite debe estar siendo definido continuamente para hacer frente a los intentos de "retorcimiento".

Me viene a la cabeza el Carmageddon. No sé si era por l mala calidad de los gráficos o qué, pero los tios atropellados no eran más que masas amorfas de pixeles, quizás para quitar el aspecto gore y dejar soo la sensacion de ser un canalla al volante, que es realemnete la esencia del juego.

faustoArt dijo...

tú comentario me parece muy acertado, Morán, si bien aprovecharé la coyuntura para hacer matizaciones y expresar desavenencias. Pero ahora no, ahora voy a aprovechar para deleitaros con unos extractos de Meristation, donde hoy han publicado un artículo (http://www.meristation.com/v3/des_avances.php?pic=GEN&id=cw467fe7a27cdd0&idj=cw45c9dc94c8d54&&iframe=1) sobre sus primeras experiencias con el juego. El artítulo da la sensación de estar escrito para fomentar el morbo que lógicamente se genera alrededor del juego, al que docenas de foreros acuden como las moscas a la miel (yo me he resistido... esta vez:D). Ahí va algún extracto:

"Dani y Leo, los protagonistas, logran infiltrarse dentro rompiendo una ventana con una piedra. La primera panorámica del club es tan intensa como decadente ya que en esas paredes se esconde una sociedad fetichista y de tortura. Una bailarina prácticamente desnuda y con una atrevida ropa interior azota a otra mujer en el escenario mientras se proyectan imágenes pornográficas y varios hombres, con las caras cubiertas y enfundados en trajes de cuero, las contemplan.
Aprovechando su falta de atención, el protagonista gana acceso a los baños, intentando descubrir qué se oculta en ese antro de sado-masoquistas. Un enemigo sale a su paso en las letrinas, descubriéndole, pero utilizando la cisterna de una de ellas en una acción denominada ejecución ambiental, Dani logra machacarle en pedazos el cráneo, esparciendo sus restos contra las paredes. Siguiendo por el local, y utilizando las sombras en un tramo muy de infiltración, Leo alcanza a uno de los guardias, a quien estrangula saliendo de entre las sombras y volviendo a ellas inmediatamente después. Para despistar al resto, y cual Snake, puede golpear las paredes con los nudillos. Equipado ahora con un trozo de vidrio en forma de puñal, el personaje divisa en la distancia a un fornido guardia, igualmente enfundado en un uniforme de dominación leather. Aprovechando su retaguardia, Daniel corre hacia él, salta hasta subirse en su espalda, y agarrándole con un brazo por el cuello, emplea el del vidrio para rajarle la barriga y provocarle una eventración, es decir, hacer salir al exterior sus intestinos."

Luego el artículo sigue, con perlas por el estilo. Reconozco que han conseguido revolverme las tripas, pero es que a lo mejor estoy muy sensible, vete tú a saber. En cualquier caso os lo dejo para que la controversia siga en aumento. Luego por la tarde si tengo un ratín escribo otro poco, hasta luego!!!

black wasp dijo...

censura no, jamás!
en ninguna circunstancia?
pos no, en ninguna!

me repugna lo gore, pero imponer límites a la comunicación sí que es terrorífico. que hay violencia? pues claro. que los niños se pueden sentir conmocionados? ya verás que risas les dan a los que mutilan en las guerras tribales. proteger de la realidad a la infancia es educar a potenciales gilipollas. así nos va!

Pollo dijo...

Dos apuntes, ya que este es un tema que es recurrente:

- El juego probablemente no tenga nada de destacable. El elemento gore es cláramente utilizado para darle bombo a un juego que por lo demás, pasaría sin pena ni gloria. Esto en sí para mí ya lo descalifica.
- El efecto Streisand (ver Wikipedia), en el que, por censurar una cosa, se consigue el efecto contrario, es decir, su amplia difusión por el efecto curiosidad.

En fin, si no se hablase del juego en cuestión, no pasaría absolutamente nada. Hay cientos de juegos violentos por ahí y no se conocen porque no se dicen las cuatro palabras impactantes desde el departamento de marketing.

faustoArt dijo...

Totalmente de acuerdo
salvo porque este juego se merece lo que dicen de el. Probablemente sea el juego más violento que se ha hecho jamás. Y es violencia gratuita hasta la extenuación! Pero tienes razón. La curiosidad que genera por el tema de la censura es total. Si no le hubieran dado tanto bombo la gente no le hubiera hecho mucho caso, pero ahora ya no hay nada que hacer, hasta yo estoy deseando probarlo. Yo creo que la censura es muy perjudicial, pero también pienso que las compañías deberían tener más cuidado con los contenidos que publican.
Un abrazo!

Blog personal de Diseño Gráfico y Arte