12.3.07

Fin de semana en Bilbao

Hola a todos y a todas, cómo va todo?

Este fin de semana no he puesto ningún comentario porque he pasado el finde con mi amiga Datxu y mi amigo Buda y otros muchos amigos y amigas, ninguno de ellos premio nobel para mi desgracia, pues no me puedo parecer a Punset, pero a cambio todos ellos muy majos!

Hoy voy a colgar una obra que a mí me encanta, francamente bonita a la par que espectacular, además de ser una pieza compleja y profunda. Es la Mamam ("mamá") de Louise Bourgeois.

Antes de seguir, una breve biografía de la autora, como siempre de www.masdearte.com (http://www.masdearte.com/item_artistas.cfm?noticiaid=1382)

Bourgeois, Louise
París, 1911

Escultora estadounidense de origen francés. Independiente e inclasificable, el trabajo inteligente, solitario y callado de la escultora Louise Bourgeois ha tenido que esperar hasta bien entrados los años ochenta para ser reconocido como uno de los mejores y más reveladores del siglo XX. En 1935 se licencia en Geometría y Matemáticas en la Sorbona, después estudia en la Academia de Bellas Artes y en la École du Louvre, además de asistir al Atelier Bissière, Académie Julian, la grande Chaumier y al taller de Fernad Léger en París. En 1938 conoce a Robert Goldwater, profesor de arte norteamericano, con el que se casa y se traslada a vivir a Nueva York, donde continúa su formación en la Art Students League y en 1949 decide dedicarse por completo a la escultura. Sus primeras obras acusan la influencia del surrealismo, unas piezas antropomórficas de madera de formas monolíticas o bien apilamientos de fragmentos sostenidos por un eje metálico, aislados o agrupados. Sus obras crecen en tamaño y dan lugar a una serie de pilares altos y esbeltos que agrupados como si fuesen una especie de bosque rodean al espectador. Desde los años sesenta su trabajo se hace esencialmente autobiográfico y se construye con las obsesiones y los recuerdos de su infancia, de heridas que nunca terminan por cerrarse insistiendo una y otra vez sobre el carácter irreductible de la existencia humana. Así su trabajo, que cada vez con mayor frecuencia se adentra en el campo de la instalación, se llena de símbolos que terminan convertidos en arquetipos: la araña (Spider), figura de la madre, que era restauradora de tapices; el cuerpo masculino fragmentado, alusión directa a su padre, que le era infiel a su madre, al que alude en la cueva instalación iluminada en rojo ( Destruction of the father, 1974); las mujeres-casa, imagen de la condición y los papeles asignados social y culturalmente a la mujer; las grandes celdas y las guaridas habitables, como son las series "Cells" y "Lairs", lugares de la intimidad, donde conviven el tormento y la dicha; referencias, explicitas o ambiguas, a vaginas, pechos, corazones que Bourgeois convierte con sus manos en exvotos y fósiles antropomórficos.


Una de las sin duda más importantes de todas las artistas que han trabajado el tema de la feminidad y el feminismo en el arte contemporáneo es esta artista nonagenaria que sigue trabajando de forma obsesiva y constante. Por no enrrollarme mucho, diré que su trabajo gira en torno a una serie de elementos iconográficos a través de los cuales representa la figura de la mujer, tanto en el mundo contemporáneo, como en sí misma. Son célebres sus esculturas fálicas, sus cuadros de lana, sus instalaciones de barreras, y a finales de la década de los 90, sus "Spider Mamams". Se trata de esculturas de unos 10 metros de altura hechas de bronce, acero y cemento. Debajo de su cuerpo tienen un cesto con los huevos donde están sus crías. Es una reflexión compleja y hermosa sobre la protección de una madre hacia sus crías, creando un fuerte contraste entre lo monstruoso de la araña y el amor de una madre. Los iconos como la araña, símbolo de la feminidad, o las patas, que forman una barrera que está cerrada y abierta a la vez, muestran un nivel de madurez en la artista que, a mi parecer, teniendo en cuenta que esta escultura la hizo a la edad de 88 años, resulta francamente extraordinaria.

La foto que podéis ver la tomé yo ayer Domingo 11 de Marzo desde la pasarela que bordea el Museo Guggenheim de Bilbao, lugar donde vive actualmente esta preciosa pieza. La tarde era magnífica, y aunque con un poco de contraluz, creo que la foto quedó bastante bonita. Espero que os guste!

Además incluyo una foto de la pieza "Femmes", uno de los penes antropomórficos de la autora, que encontré en Arco. Se trata de una pieza de 1970, que nos sirve para apreciar la evolución en el lenguaje plástico de Louise. Un abrazo a todos y hasta mañana!

3 comentarios:

sitofer dijo...

Bienvenido

black wasp dijo...

qué maravilla parece que habla jajjaaaaaaa. fuera bromas, al fín una autora feminista!!! me fascina lo poquito que he encontrado por la red acerca de ella, por supuesto la mama es simplemente fabulosa, me encantaría que nos informaras sobre el significado de la araña como símbolo de la mujer. he oido que representa la figura en el hogar, la fecundidad, la laboriosidad, etc, etc... ilústrameeeee.

sitofer dijo...

La araña y los insectos que interesante verdad Black Wasp es la obsesión de esta una de las mejores artistas de la historia, creo que la mezcla entre amor, insectos y otros intereses es altísimamente recomendable y desde luego denota una sensibilidad especial..

Blog personal de Diseño Gráfico y Arte