4.8.07

El Cuadro Azul



Hay cuadros que, como pasa con todo, nos marcan de una manera muy especial. Y rara vez lo hacen por su calidad técnica, o por su complejidad conceptual. Nos marcan por las historias que tienen detrás. Y este es uno de ellos.

No cabe duda de que el cuadro en sí es bonito, faltaría más. El azul es potente pero se rompe con los amarillos y los naranjas que se derraman en una dirección imposible, mientras la vista se marea con las curvas y reposa por fin en el blanco salvador del centro, brillante, luminoso, pero a la vez nos lanza de nuevo a la periferia donde nadamos incansables por los matices de ultramares, turquesas y verdes creados a base de veladuras corridas que, como si fuera un mar nervioso nos hace saltar de un lado a otro. Sin duda es un cuadro bonito.

Pero no es eso lo que hace que este cuadro para mí sea especial. Es la historia que tiene detrás la que lo hace especial. Una historia de amor, celos, después de odio, y después de silencio, duro, y largo. Es la historia de una vida, pero también de una muerte. De palabras susurradas en el silencio de una noche de invierno, pero que daban suficiente calor como para alegrar el corazón. Y del silencio de una noche de verano calurosa, en la que la más infinita de las soledades enterró en el olvido todo lo demás y estuvo a punto de congelar para siempre el mismo infierno.

Es una historia que todavía no debe de ser contada. Pero que antes o después lo será.

Espero que os guste, al fin y al cabo es la imagen de una de las etapas más importantes de mi vida. Un abrazo a todos y a todas, y hasta pronto!

4 comentarios:

iceberg arte dijo...

Buenas tardes Fausto

Respecto a esta obra que gratamente nos ha sorprendido y conmovido. Tras largas discusiones y análisis, hemos llegado a la conclusión:
¡ESO ES UNA TETA MACHO!
conceptual, sí, pero teta.

Mucha tensión sexual Fausto. Los tanques llenos vamos.

faustoArt dijo...

jajajajajajajajajjajajajaja
joder negro, lo que hay que leer!
Una teta decís? Bueno, tal vez, no lo se, quien sabe, no? O tal vez sea otra cosa, quien sabe... Tensión sexual yo? Si estoy como una malva... creo...
:D

faustoArt dijo...

Hay madre, me he tenido que levantar de la cama, porque lo de que el cuadro es una teta me estaba carcomiendo. Pero es que no se ve claramente que es una constelación de tonalidades que giran alrededor de un deseo que les da fuerza, un vórtice de pureza y energía que lanza al vacío las pinceladas, y que además se derrama como lágrimas que vuelven constantemente sobre sí mismas para mezclarse en un eterno devenir de ideas que nos acercan a un nirvana de sensaciones hápticas? No se, al menos podíais haber dicho que os recordaba, yo que se, al cielo, por lo del azul, o al mar... Pero macho, a una teta.... Si es que la sensibilidad la perdisteis apostando, que lo se yo... Anda que... "El cuadro es una teta. Conceptual, pero teta". Y luego me decís que la tensión sexual la tengo yo... Si teta veis, es que teta queréis! Y si no preguntadle a Freud!

sumaysigue dijo...

Haber empezado por ahí coño! si me hubieras contado de primeras el cuento del nirvana ya te hubiera dicho yo que sí a todo. Porque diciendo que sí a todo nunca te llevas mal con nadie, y cuesta tan poco hacer feliz dando la razón a cualquiera como a los tontos...
que razón llevo joe... y no es por darme la razón como a los tontos.. o sí, pero que feliz me hago. Felicidades por la teta.

Blog personal de Diseño Gráfico y Arte